Alternativas a la sociedad limitada al crear una nueva empresa
nueva-empresa-sociedad-limitada-startup

Publicado por: Tomás Martínez & Asociados

Publicado el: 18 de abril de 2016

En la primera edición de nuestro evento en el Google Campus Madrid Startup. Forma jurídica, gestión administrativa y otros aspectos legales(la segunda edición se celebra el 26 de abril) me di cuenta de dos cosas en particular:

1. Los emprendedores están mal asesorados.
2.
Son un perfil que muestra una extraña obsesión por constituir una sociedad limitada.

sociedad limitada nueva empresa

El segundo evento sobre ‘Startup. Forma jurídica, gestión administrativa y otros aspectos legales’ se celebra el 26 de abril en Madrid

Ambas circunstancias son consecuencia una de la otra, y en esencia se debe a la falta de tiempo que un asesor, gestor, administrativo o abogado (esta última profesión no abunda mucho en el ámbito del asesoramiento a startups, emprendedores, y pymes, por ello nosotros somos especiales), dedica a quien se le acerca en busca de un buen consejo legal, a su vez por la falta de conocimientos jurídicos.

 

Alternativas a constituir una sociedad limitada para nuevas empresas

Algo en lo que hice énfasis en mi ponencia sobre cuestiones mercantiles, y que sorprendió (gratamente) a todos los asistentes, es que no solo existe la sociedad limitada como forma jurídica para llevar a cabo un negocio, sino que existen otras muchas alternativas, todas ellas con matices que pueden adaptarse mejor a las necesidades recursos de quien se lanza al mercado por si solo o con algún compañero de viaje.

http://emprendedores.despachotomasmartinez.com/

Muchos emprendedores se sorprenden al conocer las alternativas que existen para crear una nueva empresa.

La alternativa que se suele ofrecer a la sociedad limitada es constituirse como autónomo, pero existen otras muchas variables, como por ejemplo:

1. Ser autónomo de responsabilidad limitada (que permite poner a salvo tu vivienda si algo sale mal)

2. Las sociedades civiles, colectivas y comanditarias; si son varias las personas que están involucradas en el negocio, y cada una con diferentes papeles.

3. La sociedad en formación sucesiva; para cuando no dispones de todo el capital necesario para abrir una SL.

4. La sociedad limitada laboral; con la que se puede ahorrar en costes sociales.

Estas son algunas de las alternativas mercantiles que se pueden emplear a la tradicional disyuntiva autónomo / SL, y que a menudo no son puestas encima de la mesa por un asesor corriente.

Es imprescindible que tu abogado se siente contigo, te conozca y sepa a dónde quieres ir, pues de ese modo podrá darte la fórmula jurídica que realmente necesitas.Nosotros podemos ayudarte en ese proceso, para comenzar con buen pie en el complejo y apasionante mundo del emprendimiento.

Entradas Relacionadas

Comparte esta entrada en tus redes sociales

Mostrar/Ocultar Comentarios (0 comentarios)
L

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *